Servicios sobre la LOPD muy poco éticos

Recientemente, varias personas de nuestra empresa (entre las que me incluyo), hemos recibido correos electrónicos ofreciendo servicios de “formación” y adecuación de la empresa, de forma gratuita, a la normativa sobre protección de datos personales, que tiene como principal ley regulatoria la que comúnmente se conoce como LOPD. Pongo entre comillas la palabra formación, ya que este tipo de servicios es cuanto menos poco ético, al estar enmascarando servicios de asesoría y consultoría como si fuesen de formación, cuando en muchos casos puede que no se realice dicha formación.

El hecho de que se “venda” como gratuito o a coste cero, no es totalmente cierto, debido a que este servicio es a cargo de los créditos de ayuda que todas las empresas tienen asignados para la formación profesional de sus empleados y que está regulado por el Real Decreto 395/2007, y desarrollado por la ORDEN TAS/2307/2007, de 27 de julio, del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales y que son gestionados por la Fundación Tripartita.

En resumen, hay muchas empresas que han encontrado un filón para vender un producto, el de consultoría y asesoría, que a través de publicidad engañosa están vendiendo como formación, cuando no es así; parte se puede considerar formación, pero no en su totalidad.

Estas acciones, llevadas a cabo por muchas empresas, igualmente se pueden considerar como poco éticas desde el punto de vista de que pueden suponer una merma en los ingresos públicos y que además, según la APEP (Asociación Profesional Española de Privacidad), pueden ser consideradas contrarias de Derecho, al financiar con cargo a esos fondos de formación, bien en su totalidad o parcialmente, proyectos de consultoría o implantación en las empresas de la normativa vigente en materia de protección de datos de carácter personal, con independencia de que dicha práctica se pretenda presentar como “obsequio” o “coste cero”.

Más información: Comunicado de la APEP (Asociación Profesional Española de Privacidad)

Actualizado (14.4.2010): Nota informativa de la Fundación Tripartita

Anuncios

De la Web 2.0 a la Empresa 2.0

El uso de las herramientas 2.0 en la empresa radica sobre todo en un cambio cultural progresivo, lo mismo que ocurrió con la introducción de la máquina de escribir, el teléfono, el ordenador personal y más recientemente el correo electrónico e Internet.

Las nuevas herramientas (que para muchos ya no son tan nuevas) se denominan comúnmente blogs o wikis, o tienen nombres propios como facebook o twitter, palabras extrañas a las que será difícil sustituir ya por términos en nuestra propia lengua.

El uso interno que se puede dar a estas herramientas es diverso y existen numerosos estudios e informes relativos a este nuevo paradigma. Recientemente he leído un informe sobre la implantación y uso de software social en la empresa realizado por la Fundación Orange del que he extraído las siguientes conclusiones e ideas:

  • La Web 2.0 favorece la comunicación a todos los niveles, todos debemos participar en ella, ya que todos disponemos de un ordenador, un teléfono móvil, …
  • Las organizaciones no son tan permeables como la red, no podemos esperar un cambio tan radical en las empresas como se está produciendo “hay fuera
  • Las herramientas, por si solas, no tienen la capacidad de desarrollar un estilo más participativo, se necesita un cambio de actitud en las personas
  • Estas herramientas permiten la reflexión corporativa que redundará en un proceso de mejora continúa
  • Los nuevos “usuarios 2.0” están habituados al uso de estas herramientas en su vida privada, por lo tanto no les resultan extrañas y su adopción será natural dentro de la empresa
  • Se pueden utilizar los blogs para la difusión y consolidación de la cultura empresarial, o darle un uso a nivel de equipo de trabajo para el seguimiento, desarrollo y documentación de proyectos
  • Se pueden utilizar los wikis para la elaboración de manuales o documentación diversa, de forma colaborativa
  • El uso de blogs permite a la organización dotar a las personas de una herramienta para difundir y acumular su conocimiento, haciéndolos visibles para el resto de la organización y por ende mejorando la cooperación
  • La empresas han intentado salvaguardar el conocimiento diseminado y desestructurado en la organización mediante herramientas altamente estructuradas, los blogs y los wikis son más apropiados para ello
  • La organización y estructuración de los contenidos mediante estas herramientas se lleva a cabo con posterioridad a su creación mediante el uso de etiquetas (tags), permitiendo a las personas encontrar más fácilmente lo que buscan
  • El uso de las herramientas 2.0 no tiene un impacto directo en la productividad laboral, es necesario tiempo para sacar conclusiones, acorde a su progresiva adopción
  • La adopción de herramientas sociales beneficia la innovación y el desarrollo mediante la creación de equipos más heterogéneos y multidisciplinares, y de redes sociales informales
  • Los beneficios de la adopción de estas herramientas son muchas veces intangibles y a largo plazo; valores como el compromiso y motivación o la agilización del intercambio de información, sin duda repercutirán en una mejora de los resultados
  • La dirección debe estar implicada como catalizador que acelere el cambio, dando ejemplo con el uso habitual de estas herramientas
  • No es necesario establecer unas normas estrictas, de hecho, es recomendable no fijar ninguna, dejando que sean los usuarios los que creen sus propias dinámicas en su uso
  • La existencia de una cultura corporativa fuerte, la confianza y el sentido común de las personas debería hacer prácticamente innecesaria la imposición de nuevas normas
  • Se deben acoger las iniciativas y proyectos que surjan de forma natural, permitiendo que se desarrolle todo su potencial
  • Estas herramientas no son una amenaza sino una oportunidad, con ellas se podrán detectar con antelación ciertas situaciones y ponerles solución antes de que enrarezcan el ambiente laboral

Son muchas metas y a la vez difíciles de lograr a corto plazo, pero estoy convencido de que es el camino y si no lo andamos quedaremos relegados a un segundo plano como empresa, todo depende de nosotros, las personas que la formamos.